Buscar este blog

Seguidores

Bitácora Médica
14/08/2010

Un pequeño estudio sugiere que un suplemento nutricional de venta libre ayudaría a algunas personas con depresión que no obtienen mejoras con ninguna medicación.

Un grupo de investigadores halló que añadir el suplemento S-adenosil metionina, o SAMe, al tratamiento antidepresivo de los pacientes ayudaba a más personas con depresión grave a mejorar sus síntomas, comparado con la adición de placebo inactivo a la terapia.

El suplemento también tuvo menos efectos colaterales que las medicinas que están aprobadas por la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA por su sigla en inglés) para las personas con depresión que no responden a los antidepresivos.
...Siga leyendo, haciendo click en el título...

“Esto es realmente un hallazgo alentador, aunque preliminar”, dijo a Reuters Health el doctor George Papakostas, autor del estudio y psiquiatra de la Escuela de Medicina de Harvard y del Hospital General de Massachusetts, en Boston.

En algún momento de sus vidas, hasta el 10 por ciento de las personas sufrirá algún desorden depresivo importante, definido como al menos dos semanas consecutivas con múltiples síntomas de depresión, dijo Papakostas.

Casi la mitad de esas personas no mejorará, incluso después de probar distintos antidepresivos, añadió.

Como hay pocas medicinas aprobadas por la FDA que estos pacientes puedan tomar además de los antidepresivos estándar, esos fármacos -conocidos como antipsicóticos atípicos- pueden tener efectos secundarios graves, a veces letales, dijo Papakostas.

En el estudio actual, publicado en American Journal of Psychiatry, el equipo de Papakostas administró SAMe a 39 personas con depresión grave que no habían mejorado con la terapia antidepresiva.

Los participantes tomaron 1.600 miligramos diarios de SAMe además del tratamiento antidepresivo que estaban realizando antes de comenzar la investigación.

Otros 34 pacientes recibieron una píldora placebo además de sus antidepresivos. Ninguno de los grupos sabía qué tratamiento estaba recibiendo.

Los autores luego emplearon dos pruebas estándar para medir cada semana, durante el siguiente mes y medio, los síntomas depresivos de los participantes.

A pesar de que algunos pacientes abandonaron el estudio porque no mejoraba o no se sentía bien con la terapia con SAMe o con placebo, el suplemento no tuvo efectos colaterales graves.

Entre los 31 pacientes que tomaron SAMe y los 24 que recibieron placebo y que terminaron el estudio de seis semanas, ambas pruebas mostraron que más consumidores del suplemento que del principio inactivo respondieron a la terapia y mejoraron.

Investigaciones previas han demostrado que el SAMe puede influir en químicos cerebrales y funcionar como un antidepresivo en sí o interactuar con los antidepresivos tradicionales, aunque la forma en que funciona no está totalmente clara.

La sustancia se encuentra naturalmente en el cuerpo humano y se comercializa como suplemento vitamínico.

El estudio fue financiado por el Instituto Nacional de Salud Mental y tanto el SAMe como las píldoras placebo fueron suministradas por la compañía Pharmavite, que comercializa SAMe.

0 comentarios

Publicar un comentario en la entrada

Archivo