Buscar este blog

Seguidores

Mandacarú
04/05/10

Para un carnívoro, un trozo de carne de ternera rojo y jugoso es el epítome de la gastronomía. ¿Y si debajo de ese color rojo tan tentador se ocultase una cantidad peligrosa de químicos? Un informe del Departamento de Agricultura de Estados Unidos señala que el gobierno no está logrando su misión de evitar que la carne que los estadounidenses comen esté libre de residuos veterinarios, pesticidas y metales pesados.

...Siga leyendo, haciendo click en el título...


Residuos de drogas veterinarias con las que se ha tratado al ganado, pesticidas supongo que provenientes de la comida con la que se le alimenta, y metales pesados que, como ya sabemos, están por todas partes en este medio ambiente contaminado que es el nuestro. El informe del Departamento dice:

Los residuos de medicamentos, pesticidas y metales pesados difieren de los patógenos microbiológicos tales como E. coli, Salmonella y Listeria monocytogenes, los cuales el público asocia más fácilmente con la seguridad alimentaria. Mientras que la cocción de la carne puede destruir adecuadamente estos patógenos antes de que se consuman, ningún grado de cocción destruye los residuos.

Más preocupante aún es que no se tomen medidas cuando se verifica que la carne está contaminada. De acuerdo con el informe, la agencia encargada de la seguridad alimentaria no retira la carne del mercado aun cuando los exámenes hayan dado positivo en la presencia de drogas veterinarias.

Según Grist, el problema es peor en la carne que proviene de animales de granjas lecheras. Las vacas que están muy enfermas o viejas para ser ordeñadas son sacrificadas para producir carne, una que es tan dura que se usa sobre todo para hamburguesas.

0 comentarios

Publicar un comentario en la entrada

Archivo