Buscar este blog

Seguidores

Fuscia
11/08/10

La sal es la única ‘roca’ comestible por el ser humano. Su historia está muy unida a las transacciones económicas de la historia de la humanidad, actividad que ha dejado nombres como ‘salario’. Es el ingrediente, indiscutiblemente, más necesario para la preparación de nuestro alimentos.

...Siga leyendo, haciendo click en el título...


Existen muchas variedades, dentro de las cuales hoy destacamos la sal rosa del Himalaya. Esta sal marina se sedimentó a los pies del Himalaya hace 200 millones de años. Es extraordinariamente rica en magnesio, calcio, potasio y hierro, de ahí su color. Su sabor es sutil, rico y su tacto crujiente. Realza el sabor de los alimentos crudos o cocinados.

La sal rosa del Himalaya es un encanto para tus sentidos, exalta tus papilas, es aromática, resplandeciente. Es ideal para todo tipo de alimentos, particularmente pescados, carnes, salsas, ensaladas….

Beneficios del consumo de la sal rosa del Himalaya:

-Más allá de sodio, tiene unos 84 minerales biológicamente activos y fácilmente asimilables por las células.
-Esto aumenta el sistema inmuno-defensivo.
-Mantiene el adecuado del PH de la sangre.
-Equilibra los fluidos internos.
-Limpia el organismo de sustancias tóxicas.
-Favorece la absorción de los nutrientes de los alimentos.
-Inversamente a la sal común, no produce retención de líquidos, sino que favorece su drenaje.
-Consumida en justa cantidad, no aumenta la presión arterial.
-Disminuye el deseo de comer dulces.
-No inhibe absorción de calcio, por el contrario lo aporta. Al igual que contiene hierro asimilable.

El chef español, Agustín Aylagas Lafuente, te deleita con una sencilla y exquisita receta para que la tengas en cuenta:

Pescado a la sal rosa del Himalaya

Ingredientes:
Un pescado compacto en una sola pieza ( pargo rojo o pargo platero)
Sal rosa del Himalaya ( puedes utilizar sal marina o cualquier clase de sal que tengas)
Agua mineral
Salsa Tártara

Consejo: Al momento de comprar el pescado pide que NO lo abran, sólo que lo limpien y le quiten muy bien las escamas.

Preparación
Humedece el pescado con un poco de agua para facilitar recubrirlo con sal y que se compacte.

En una bandeja de horno ( tipo Pyrex de vidrio) haz una cama de sal, pon el pescado encima y cúbrelo con la sal. dale forma y compáctalo a mano, antes de llevarlo al horno.

Hornea unos 35 o 40 minutos a 175 grados y está listo. No muevas el pescado, ni le añadas nada.

Una vez lo sacas del horno, le das unos golpes a la costra de sal para romperla; apartas la cáscara de sal, y dejas el pescado limpio ( habrá absorbido la sal justa que necesita) se le quita la piel, se saca en filetes lo mas entero que se pueda y le adicionas un poco de perejil y salsa tártara y ¡listo!
´
'Divina la presentación, y extraordinario el sabor; no es un plato difícil de cocinar. Aunque asusta un poco el primer intento, pero vale la pena', afirma el chef.

0 comentarios

Publicar un comentario en la entrada

Archivo