Buscar este blog

Seguidores

O2Team
02/09/10

La nutrición no sólo depende de aquello que consumimos, sino también del estado en el que se encuentra el sistema digestivo

Aunque la dieta de una persona sea equilibrada, si en su organismo existe alguna alteración y se siente pesadez, hinchazón o gases, o diversas molestias digestivas, es posible que no esté digiriendo o aprovechando de manera eficaz los nutrientes de los alimentos.

...Siga leyendo, haciendo click en el título...


Para que los alimentos que se ingieren puedan ser asimilados por el cuerpo se precisa la intervención de unas sustancias conocidas con el nombre de enzimas digestivas. Dichas sustancias son de naturaleza proteica y actúan de manera específica sobre cada uno de los nutrientes de los alimentos para que estos puedan ser aprovechados a nivel celular.

Tipos de enzimas digestivas

Existen más de 20 enzimas diferentes que permiten la digestión de los alimentos y la asimilación de los nutrientes a lo largo del sistema digestivo.

La mayor parte se forman en el interior de células presentes en la boca, el estómago, el páncreas y el intestino delgado, es decir, a lo largo del tubo digestivo y en glándulas anejas. Los tres grupos principales de enzimas son los siguientes:

Proteolíticas: Descomponen las proteínas en sus fracciones más simples, los aminoácidos.

Lipasas: Son las enzimas que disgregan las grasas o lípidos en sus componentes más simples para que estos puedan ser utilizados.

Amilasas: Son necesarias para la digestión y el aprovechamiento de los hidratos de carbono.

¿Y si no se producen suficientes?

Cuando el organismo no produce en cantidad adecuada ciertas enzimas digestivas, se producen unas consecuencias concretas y conocidas:

1.- La digestión de los nutrientes no es completa y, en consecuencia, puede producirse una carencia o déficit nutricional, al margen de que la dieta aporte teóricamente lo que el organismo necesita.

2.- Puesto que los alimentos sólo se digieren parcialmente, las bacterias que pueblan nuestro intestino realizan procesos de fermentación, y los alimentos a medio digerir sufren además reacciones de putrefacción, lo que se asocia a hinchazón, gases, malestar, pesadez, y a una acumulación de productos tóxicos que pueden pasar al torrente sanguíneo, dando un trabajo extra a los sistemas de eliminación de deshechos del organismo.

3.- La carencia de enzimas también se relaciona con ciertos problemas de piel, fatiga, dolores musculares o articulares e incluso con alergias e intolerancia de origen alimentario.

En nuestra dieta hay alimentos que son fuente de enzimas digestivas; en particular las hortalizas, los germinados -brotes de soja, de alfalfa,etc.-, ciertos alimentos fermentados como el miso y las frutas frescas de consumo en crudo. No obstante, cuando se produce la carencia significativa de enzimas es preciso recurrir a preparados especiales que ayuden a la digestión, además de cuidar la dieta para poder gozar de una buena salud.

Los preparados enzimáticos suelen incluir enzimas digestivas proteolíticas como la bromelina o bromelaína y la papaína, extraídos de la piña y de la papaya respectivamente. Así mismo hay preparados específicos de lactasa, enzima que descompone la lactosa de la leche en sus componentes más simples: la glucosa y la galactosa. Muchos de los preparados que se comercializan hoy día incorporan además de los enzimas descritos, otros enzimas similares a los que produce el páncreas -proteolíticas, lipasas y amilasas-, así como antioxidantes y aminoácidos.

Evolv, una nueva bebida contiene una fórmula 100% natural y segura que contiene las siguientes enzimas: Bromelina, Papaína, Proteasa, Amilasa, Lipasa, Lactasa y Celulasa. Mantenga su salud consumiendo Evolv.

1 Respuestas La importancia de las Enzimas

  1. Anónimo Dice:
  2. todo esta mal

     

Publicar un comentario en la entrada

Archivo