Buscar este blog

Cargando...

Seguidores

DXN Internacional/EaBlogs
02/10/10

En 1886 un químico alemán Clemens Winkler descubrió un agente químico no identificado. Es un mineral que ocurre en pequeñas cantidades en los alimentos, los depósitos de carbón y en la corteza de la tierra. A esta substancia le llamaron Germanio. En 1950 el Dr. Kazuhiko Asai, un brillante químico japonés descubrió trazas de Germanio en plantas fosilizadas. La siguiente novedad acerca del Germanio vino de Rusia, donde los reportes sugirieron que tenía propiedades anticancerosas.

Algunos años más tarde, el Dr. Asai descubrió que muchas plantas medicinales, tales como el ajo, la cebada, el shiitake y la clorera tienen concentraciones elevadas de Germanio (Asai, K. Miracle Cure: Organic Germanium, Japan Publications Inc. 1980). El agua santa de Lourdes, conocida por su valor terapéutico también contiene mucho Germanio.
En 1967 el Dr. Asai logró sintetizar un nuevo compuesto de Germanio y descubrió que la substancia manufacturada también tenía capacidades curativas. A este producto ahora lo conocemos como Germanio orgánico. Uno bien puede preguntarse cómo algo hecho por el hombre puede llamarse orgánico. La razón es que cualquier cosa que contenga carbono en su arquitectura molecular, es orgánica.


...Siga leyendo, haciendo click en el título...

El átomo del germanio orgánico está tan estructurado que acepta y transmite electrones, dándole una capacidad de semiconductor. Esto quiere decir que se convierte en un electroestimulador, induciendo el flujo de electricidad. En su forma pura metálica, el germanio se usa mucho en la industria para los transistores, las fibras ópticas y otras muchas aplicaciones. Biológicamente, parece poder estimular los impulsos eléctricos a nivel celular. La ciencia moderna ha establecido como un hecho demostrado plenamente que nuestros cuerpos, con nuestros nervios y nuestros músculos, todos están ligados eléctricamente. Así que cualquier substancia que pueda mejorar nuestras conexiones eléctricas tiene que tener un profundo efecto y estimulante en los seres vivos.

El Germanio cuenta con varias propiedades muy peculiares y extremadamente valiosas como las siguientes: Es un mejorador del oxígeno ya que se ha demostrado que aumenta el flujo de oxígeno en todas las unidades celulares, sobre todo en los sitios donde existe una deficiencia.

Es un adaptógeno porque normaliza la mayoría de las funciones del cuerpo y eso se ajusta a las necesidades específicas de cada uno. Se ha visto que en casos de algunas enfermedades graves, como el cáncer, estimula al sistema inmunológico para que produzca las substancias que a su vez, ayudarán a destruir a las células malignas. También hemos notado que el Germanio es una especie de estimulante cerebral debido a que muchas personas reportan un aumento en la capacidad mental. Tal vez este efecto sea una consecuencia de la ayuda que produce el Germanio para que el cuerpo mande más oxígeno al cerebro. Por otro lado, podemos decir que el Germanio es un desintoxicante debido a que por su estructura química tiende a unirse, quelar y luego eliminar a ciertos compuestos tóxicos y sustancias dañinas como los metales pesados.

Con toda certeza se puede afirmar que el Germanio es un catalizador inmunológico ya que ayuda a convertir a los macrófagos inactivos en células 100 % activas. Lo mismo hace al mejorar la producción de interferón y aumenta el número de células asesinas naturales. El Germanio orgánico ha sido ampliamente investigado tanto por la comunidad científica ortodoxa como por los médicos alternativos, encontrando efectos terapéuticos notables. La versatilidad de los efectos terapéuticos del Germanio orgánico y su virtual no-toxicidad lo hacen una substancia altamente atractiva a cualquier médico interesado en alcanzar y mantener una buena salud en sus pacientes.

USOS MEDICOS:

El Germanio orgánico, desde entonces se ha usado en muchas maneras, solo, con dieta, como parte de un programa contra el estrés y hasta como un nutriente coadyuvante contra el cáncer. La seguridad del Germanio orgánico ha sido bien documentada. Algunos ejemplos de padecimientos donde se ha utilizado son: En la artritis reumatoide, la epilepsia, el cáncer, la enfermedad de Parkinson, la osteoporosis, la diabetes, el asma, la malaria, el dolor, la gastritis, las úlceras duodenales, las enfermedades mentales, la leucemia, la enfermedad de Raynaud, algunos problemas de la piel, el glaucoma, la amiloidosis y muchas otras.

Desde 1987 el uso del Germanio orgánico como un agente en el tratamiento potencialmente prometedor contra el SIDA fue discutido en una conferencia realizada en Japón (Schuitemaker, GE, Germanium: a mineral of great promise, Orthomoleculair, No. 3, 1987). Otra de las acciones del Germanio orgánico es que enriquece el suministro de oxígeno. Lo cual significa que disminuye el requerimiento de consumo de oxígeno por los tejidos y alarga la vida. Cuando hay más oxígeno accesible, la viscosidad de la sangre disminuye, por eso, el flujo sanguíneo aumenta a todos los órganos.

El Germanio orgánico protege contra el envenenamiento por monóxido de carbono, es benéfico para tratar muchas enfermedades de los ojos y en la curación de las heridas, especialmente en quemaduras.

El Germanio orgánico tiene la sobresaliente capacidad de captura y descarga de los metales pesados como el mercurio, el cadmio, el plomo y otros más. Otro efecto muy importante con el que cuenta el Germanio orgánico es que protege contra el daño producido por la radiación en seres humanos, incluyendo aquellos pacientes que están recibiendo radioterapia contra el cáncer.

El Germanio orgánico tiene un efecto analgésico. Esta acción explica algunos de los efectos colaterales temporales que a veces se ven al tomar grandes dosis de Germanio orgánico (más de 1,000 mg al día) como letargo, mareos, somnolencia. La estimulación de la serotonina que ejerce una acción calmante puede explicar los efectos positivos de sentirse mejor y que se observan consistentemente en los pacientes que toman Germanio orgánico.

0 comentarios

Publicar un comentario en la entrada

Archivo