Buscar este blog

Seguidores

Vida sin gluten y alergias
Diciembre 3, 2009

Quinoa

Utilizada por nutricionistas, celíacos, diabéticos, deportistas, vegetarianos, chefs de cocina y, cada vez más, por la población en general, la quinua se considera uno de los granos más completos en términos nutricionales por contener todos los aminoácidos esenciales en su composición. A continuación desvelaremos algunos de los misterios de este grano que cada vez es más popular en nuestra cocina.

....Siga leyendo, haciendo click en el título...También conocida como el “grano de oro”, “trigo inca” o “grano madre”, la quinua ya la cultivaban en América del Sur hace casi ocho mil años los antiguos pueblos de la región, pero fue en gran parte ignorada y sustituida por los colonizadores europeos que se instalaron en las áreas donde esta se plantaba. La quinua, que se caracteriza por su resistencia a condiciones climáticas adversas, se cultiva actualmente desde el noreste de Ecuador al sur de Bolivia, a 3500 metros de altitud. De hecho, en algunas regiones, como en las proximidades a las Salinas de Garci Mendoza, es el único producto agrícola capaz de sobrevivir a las duras condiciones del clima y del suelo, como las bajas temperaturas, el suelo alcalino o la falta de agua.

Hoy en día la vida ajetreada de las ciudades exige soluciones rápidas y prácticas de alimentación, así que ¿qué objetar a un grano que se cuece en doce minutos, rico en nutrientes, que se puede usar tanto en platos dulces como en salados y se puede preparar como comida principal o como acompañamiento?

La quinua es rica en proteínas (hasta un 23%, dependiendo de la variedad), por lo que constituye para los veganos (vegetarianos que no consumen ningún producto de origen animal) una óptima alternativa a la carne, la leche y los huevos. Este cereal contiene más lisina que la soja, el maíz, el trigo y la leche y, por esta razón, se aconseja en la alimentación de los niños en periodo de crecimiento, en adolescentes y también en personas de edad avanzada, puesto que algunos estudios demuestran que la lisina puede ayudar al intestino delgado a aumentar su absorción de calcio y, de esta forma, prevenir y tratar la osteoporosis (enfermedad que se caracteriza por una baja densidad mineral de los huesos que facilita la fractura de estos). Además, la quinua también es rica en calcio y otros minerales como manganeso, magnesio, hierro y fósforo, que desempeñan funciones vitales para el buen funcionamiento del sistema nervioso, el fortalecimiento de los dientes y los huesos, el control de la contracción muscular y el transporte de oxígeno (lo cual es ideal para los atletas).

Las semillas también contienen una gran cantidad de vitaminas (B1, B2, B3, B6, C y E entre ellas) que ayudan en la regulación del metabolismo, en el crecimiento, la memoria y la inmunidad, además de reducir el efecto de los radicales libres. Asimismo, también contiene omega 3 y 6, que pueden favorecer la prevención de enfermedades del corazón y fortalecer la capacidad de concentración y memoria. ¡Y la buena noticia es que no contiene gluten! La quinua también es adecuada para diabéticos por su bajo índice glucémico y para personas con estreñimiento, pues es muy rica en fibras. A todo esto hay que añadir que ya ha sido empleada para combatir la desnutrición infantil en Chile y Ecuador.

Versatilidad en su preparación


Otro dato interesante es que la quinua puede utilizarse como alimento en múltiples formas, por ejemplo, las hojas pueden prepararse como las de la espinaca y los brotes de las flores cocinarse como el brócoli. También puede consumirse en forma de copos –para añadir al yogur y mezclar con frutas – o como harina para gachas, pan, pudines, tortitas, galletas y bebidas.

0 comentarios

Publicar un comentario en la entrada