Buscar este blog

Seguidores

Miguel Jara
10/03/10

Entre el 8 y el 14 de marzo se está celebrando la semana internacional de la endometriosis. Desde la Asociación de Afectadas de Endometriosis de Cádiz (ADAEC) me cuentan truculentos intereses económicos que afectan a las mujeres que padecen esta anomalía, entre un 10 y un 15% de la población. Me hablan de asociaciones europeas de endometriosis “compradas por los laboratorios” (se refieren a la asociación de endometriosis de Finlandia, por ejemplo, financiada por AstraZeneca, o la británica pagada al menos en parte por GlaxoSmithKline o acciones de lobby de otros organismos “preocupados” por la endometriosis).

...Siga leyendo, haciendo click en el título...


Aunque descubierta a finales del siglo XIX, esta enfermedad continúa siendo un misterio por su origen desconocido, su tendencia a reaparecer, su cronicidad y evolución imprevisible y por la falta de una terapia efectiva de curación, puesto que los tratamientos siguen siendo mayoritariamente ineficaces

“Nos dan de manera indiscriminada tratamientos hormonales brutales que fueron creados para el cáncer de próstata y no para endometriosis, con efectos secundarios devastadores y en ocasiones irreparables que incluso ya han sido denunciados en numerosas ocasiones ante la FDA, la agencia de medicamentos de Estados Unidos”, me comentan desde ADAEC.

Después de cuatro años de lucha y de promesas por parte del Ministerio de Sanidad español, explican estas mujeres, “todavía estamos esperando respuestas del anterior Ministro de Sanidad al Tema Bayer, cuando se nos quiso engañar con un tratamiento específico para la endometriosis, demostrando ADAEC a través de informes de profesionales de toda España que de innovador no tiene nada, denunciando este hecho ante el Ministerio por considerarlo publicidad engañosa hacia un colectivo muy amplio falto de esperanzas“.

Además de afectar a ente un 10 y un 15% de las mujeres la endometriosis es una de las principales causas de infertilidad en las mujeres. Diversos estudios científicos han establecido una asociación, en algunos casos muy fuerte, entre la presencia de una serie de sustancias tóxicas muy frecuentes en el mundo industralizado y la endometriosis. Según el Fondo para la Defensa de las Salud Ambiental:

“Además, las mujeres con endometriosis tienen un mayor riesgo de padecer otros problemas que, en mayor o menor medida, también han sido asociados por su parte a la exposición a una serie de sustancias contaminantes. Ya aludimos antes al mayor riesgo de infertilidad, por ejemplo. La infertilidad femenina ha sido ligada por innumerables estudios científicos a diversos contaminantes hormonales, éteres de glicol, compuestos perfluorados, pesticidas, PCBs… y muchas otras sustancias. También otros problemas para los que las afectadas por endometriosis tienen un mayor riesgo, tales como el cáncer de ovario, cáncer de mama , el melanoma o el linfoma no-hodkiniano, han sido cada uno por su cuenta, asociados a la exposición a los más diversos contaminantes. Lo mismo sucede con otros problemas a los que las afectadas de endometriosis serían más propensas que van desde el asma, a las sensibilidades químicas, pasando por las enfermedades auto-inmunes. Todas estas cosas, curiosamente, pueden tener el denominador común de la exposicíón a sustancias químicas tóxicas”.

Más info: En el libro La salud que viene. Nuevas enfermedades y el marketing del miedo (Península, 2009). Y sobre laboratorios como Bayer en el libro Traficantes de salud: Cómo nos venden medicamentos peligrosos y juegan con la enfermedad (Icaria, 2007).

0 comentarios

Publicar un comentario en la entrada