Buscar este blog

Seguidores

Público
08/01/10

Gran Bretaña se convirtió el viernes en el último país en buscar combatir el exceso de reservas de vacuna contra la influenza pandémica H1N1, en momentos en que varios gobiernos europeos enfrentan la proliferación de dosis excedentes debido a la baja demanda.

...Siga leyendo, haciendo click en el título...


Los sucesivos pedidos de países europeos que buscan disminuir sus reservas de vacunas H1N1 amenazan con perjudicar las ventas de los laboratorios.

El Departamento de Salud británico dijo que estaba en diálogo con su principal proveedor -GlaxoSmithKline- para reducir los suministros de su vacuna pandémica H1N1 y que podría ejecutar una cláusula de rescisión de su contrato con Baxter International.

Asimismo, las autoridades británicas señalaron que podrían vender o donar reservas excedentes a otros países.

Varios gobiernos europeos están tratando de dar marcha atrás con los pedidos de inmunizaciones contra la gripe pandémica debido a la limitada aceptación de la vacuna y al hecho de que ahora los expertos consideran que una sola dosis es suficiente para proteger contra el virus.

Anteriormente se había estimado que se requerirían dos dosis para lograr la inmunización adecuada contra la pandemia.

Francia dijo que quería cancelar 50 millones de los 94 millones de dosis pedidas a Sanofi-Aventis, Glaxo, Novartis y Baxter, mientras que Alemania pretende suspender la mitad de los 50 millones de vacunas solicitadas a Glaxo.

El mes pasado, España informó que estaba buscando devolver las vacunas que no había empleado, mientras que Holanda y Suiza planean enviar los suministros excedentes a países que aún padecen escasez de dosis.

El directos de inmunización de Gran Bretaña, David Salisbury, indicó que hay dos problemas con los cuales lidiar: el exceso de reservas actual y las nuevas dosis por venir debido a los contratos vigentes.

En el caso de Baxter, que ha enviado 5 millones de dosis, Gran Bretaña cuenta con una cláusula de rescisión que le permite detener la operación de compra de vacunas acordada.

En cuanto a Glaxo, Salisbury dijo que el Gobierno estaba "en conversaciones en este momento". El laboratorio británico hasta el momento ha entregado 23,9 millones de dosis de la vacuna H1N1.

Las ventas de vacunas contra la influenza pandémica han generado ganancias inesperadas para los laboratorios desde que a mediados del 2009 los gobiernos comenzaron a realizar pedidos para contar con reservas de inmunizaciones ante la pandemia de gripe.

Las últimas cancelaciones en Europa podrían perjudicar a los laboratorios y sugieren que las ventas del cuarto trimestre del 2009 y el primero del 2010 serían menores de lo esperado, aunque las compañías aseguran que todavía hay fuerte demanda fuera de Europa.

En tanto, Estados Unidos manifestó que no ha tomado ninguna decisión sobre si cancelar o vender a otros países parte de las dosis solicitadas a los laboratorios.

0 comentarios

Publicar un comentario en la entrada

Archivo